Skip to content

Solución para comercios

$58.23 billones

será el valor del sector minorista inteligente a nivel mundial en 2025.

£1,898

es lo que cuesta un metro cuadrado de espacio comercial en Londres.

£24.6 milliones

pérdidas anualmente en la economía británica por el síndrome del edificio enfermo

El sector de la venta al por menor se enfrenta a grandes retos en este momento. Por desgracia, muchas marcas conocidas han cerrado o han tenido que reducir su número de tiendas. 

En un mercado tan competitivo, el uso de la tecnología inteligente para optimizar las tiendas de venta al consumidor es absolutamente esencial.

Los retos

Los comercios de venta al por menor deben ser capaces de ajustarse rápidamente a los cambios en el comportamiento del consumidor. Los espacios no siempre están optimizados para la experiencia del cliente, y puede ser complicado determinar cuánto espacio comercial se necesita realmente.

 

Vista del kiosko para comercios

Nuestra solución

Nuestra plataforma es sencilla de usar y te permite entender tu espacio comercial como nunca antes.

Unos datos precisos sobre la afluencia pueden ayudarte a analizar las horas punta del día y las épocas con más afluencia del año. Y esto te permitirá tomar decisiones de manera más informada sobre los aspectos clave, como los horarios óptimos de apertura y cierre, y el número de personal necesario para gestionar las tiendas.

También puedes ver qué áreas en concreto están ocupadas o vacías, lo que te permitirá conocer el comportamiento de los clientes y su experiencia. Los patrones que surgen con el tiempo pueden utilizarse para optimizar la distribución de la tienda y así evitar los cuellos de botella. Y el conocimiento del uso medio del espacio puede indicarte si es buena idea reducir o reasignar el espacio, contribuyendo así a un potencial ahorro de costes.

Nuestra solución en acción 

La temperatura de la tienda de nuestro cliente fluctuaba constantemente. Esto no solo malgastaba energía, sino que también provocaba un aumento de las bajas por enfermedad, especialmente en los meses fríos. Incluso recibían quejas de los empleados y clientes porque la temperatura en la tienda caía con frecuencia por debajo de los niveles aceptables.

Promovimos una política de puertas cerradas e instalamos sensores para monitorizar el espacio. Nuestra plataforma mostró que la temperatura descendía drásticamente una vez que alcanzaba el punto configurado en los BMS. Esto permitió al equipo de gestión del local cambiar los ajustes de los BMS y solucionar el problema.

Como resultado de esta mejora en el nivel de la temperatura, los clientes estaban más predispuestos a mirar y comprar. Y la tienda pudo controlar métricas clave como la afluencia, el tiempo de permanencia, los ingresos y la fidelidad.

Habla con un experto en retail

×

Reserva tu demo

Get a demo laptop image
Reserva tu demo